POCOS PERO DISPUESTOS

Algunos voluntarios se presentaron este sábado a la llamada de limpieza de la base tras 2 horas de intenso trabajo ha quedado todo en perfectas condiciones para recibir a los niños este fin de semana que viene.